Moisés y el Mar Rojo: ¿Qué relata la Biblia sobre el cruce?

La historia de Moisés y el cruce del Mar Rojo es uno de los relatos más conocidos y emocionantes de la Biblia. En este artículo, exploraremos en detalle lo que la Biblia nos cuenta sobre este evento milagroso que marcó la liberación de los israelitas de la esclavitud en Egipto. Acompáñame en este viaje a través de las páginas sagradas mientras descubrimos cómo Moisés y el poder de Dios hicieron posible el cruce del Mar Rojo.

La liberación de los israelitas

Moisés es escogido por Dios

La historia comienza con Moisés, un hombre que fue escogido por Dios para liderar a los israelitas fuera de la esclavitud en Egipto. Moisés era un hombre humilde y tímido, pero Dios le habló a través de una zarza ardiente y le encomendó la tarea de liberar a su pueblo. Moisés aceptó el llamado de Dios y se convirtió en el líder que los israelitas necesitaban.

El faraón accede a dejarles ir

Después de una serie de plagas enviadas por Dios sobre Egipto, el faraón finalmente accedió a dejar ir a los israelitas. Sin embargo, pronto cambió de opinión y persiguió a los israelitas con su ejército. Los israelitas se encontraron atrapados entre el ejército egipcio y el Mar Rojo, aparentemente sin salida.

La orden de acampar en Pi-hahiroth

En medio de la desesperación, Dios le dio a Moisés una orden específica: acampar en Pi-hahiroth, entre Migdol y el mar, enfrente de Baal-zephon. Esta ubicación estratégica fue elegida por Dios para poner a los israelitas en una posición vulnerable, aparentemente sin escapatoria. Pero Dios tenía un plan en mente.

Los israelitas ponen su confianza en Dios

A pesar de la difícil situación en la que se encontraban, los israelitas pusieron su confianza en Dios y en Moisés. Aunque no podían ver una solución a su problema, sabían que Dios estaba con ellos y que los guiaría a través de cualquier dificultad. Esta confianza en Dios se convertiría en un tema recurrente a lo largo de la historia de los israelitas.

Te Interesa  Adoración de la Cruz en Viernes Santo: Significado y tradición

El cruce del Mar Rojo

Moisés divide las aguas con su vara

En el momento más crítico, Moisés extendió su vara sobre el agua del Mar Rojo, y por el poder de Dios, las aguas se dividieron. Un fuerte viento del este sopló toda la noche, creando un camino seco en medio del mar. Este milagro permitió a los israelitas cruzar el Mar Rojo sin mojarse los pies.

Los israelitas pasan a través del camino seco

Con las aguas divididas, los israelitas caminaron a través del camino seco en medio del Mar Rojo. Este fue un momento de gran asombro y emoción para ellos, ya que estaban siendo testigos de un milagro sin precedentes. A medida que avanzaban, podían ver las paredes de agua a ambos lados, una muestra tangible del poder de Dios.

Los egipcios persiguen a los israelitas

Una vez que los israelitas habían cruzado el Mar Rojo, el faraón y su ejército decidieron perseguirlos. Sin embargo, no sabían que estaban caminando hacia su propia destrucción. Dios tenía un plan para mostrar su poder y proteger a su pueblo elegido.

Los egipcios mueren ahogados al cerrarse las aguas

En el momento justo, Moisés volvió a extender su vara sobre el Mar Rojo, y las aguas volvieron a su curso normal. El ejército egipcio quedó atrapado en medio del mar, y las aguas se cerraron sobre ellos. Todos los egipcios que los perseguían murieron ahogados, mientras que los israelitas fueron liberados de su opresión.

Este evento milagroso del cruce del Mar Rojo fue un hito importante en la historia de los israelitas. No solo marcó su liberación de la esclavitud en Egipto, sino que también demostró el poder y la fidelidad de Dios. A lo largo de los siglos, esta historia ha sido un recordatorio para todos los creyentes de que Dios puede hacer lo imposible y que siempre está presente para proteger y guiar a su pueblo.

Te Interesa  María al pie de la cruz en la tradición católica

Deja un comentario

×