Jesús expulsando a los mercaderes: Marcos 11:15-18

El pasaje de Marcos 11:15-18 relata uno de los eventos más conocidos en la vida de Jesús: su expulsión de los mercaderes del templo. Este episodio se encuentra también en los evangelios de Mateo, Lucas y Juan, lo que demuestra su importancia y relevancia en la vida y enseñanzas de Jesús.

Evangelio de Marcos

Contexto del pasaje

Antes de adentrarnos en el pasaje en sí, es importante entender el contexto en el que se desarrolla esta historia. Jesús se encuentra en Jerusalén, en la semana previa a su crucifixión. Ha llegado a la ciudad montado en un burro, cumpliendo así la profecía del Antiguo Testamento. Su entrada triunfal ha sido aclamada por la multitud, que lo recibe con palmas y cánticos.

Expulsión de los mercaderes

Una vez en el templo, Jesús se encuentra con una escena que lo indigna profundamente. El atrio del templo, que debería ser un lugar de adoración y reverencia, se ha convertido en un mercado lleno de comerciantes y cambistas. Estos venden animales para los sacrificios y cambian dinero para los peregrinos que vienen de lejos.

Jesús, lleno de ira justa, comienza a expulsar a los mercaderes del templo. Voltea las mesas de los cambistas y las sillas de los vendedores de palomas. Les dice: «Escrito está: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones, pero vosotros la habéis hecho cueva de ladrones» (Marcos 11:17).

Reacción de los líderes religiosos

La expulsión de los mercaderes no pasa desapercibida. Los líderes religiosos, que se benefician de este comercio en el templo, se sienten amenazados por Jesús y buscan la manera de desacreditarlo. Comienzan a conspirar contra él, buscando la forma de arrestarlo y matarlo.

Te Interesa  José y la mujer de Putifar: la historia bíblica

Enseñanzas de Jesús

Este pasaje nos enseña varias lecciones importantes. En primer lugar, nos muestra la pasión de Jesús por la pureza y la santidad del templo. Él desea que el lugar de adoración sea un espacio sagrado, libre de cualquier actividad que lo profane.

Además, Jesús nos enseña sobre la importancia de la oración. Al citar el pasaje del Antiguo Testamento que habla de la casa de oración, Jesús nos recuerda que el templo debe ser un lugar de encuentro con Dios, un espacio donde podamos acercarnos a Él en oración y adoración.

Por último, este pasaje también nos muestra la oposición que Jesús enfrenta por parte de los líderes religiosos. Su mensaje y su autoridad son amenazas para aquellos que se benefician del sistema religioso establecido. Jesús desafía su autoridad y los confronta con la verdad.

La expulsión de los mercaderes del templo es un evento significativo en la vida de Jesús. Nos enseña sobre su pasión por la pureza y la santidad, la importancia de la oración y la oposición que enfrentó por parte de los líderes religiosos. Este pasaje nos invita a reflexionar sobre nuestra propia relación con Dios y cómo estamos viviendo nuestra fe en el mundo.

Deja un comentario

×