El MuNDO AureliANO

El contenido inicial de esta web, con más de mil obras, solamente contabilizando los óleos, gouaches, bocetos y fuera de formato y más de mil quinientas si añadimos los objetos varios y papeles manipulados por Aurelio Suárez o más de mil setecientas si consideramos en el caso de los libros, cada página que tiene un dibujo como una obra más nos puede dar ya una visión del mundo aureliano razonadamente importante y muy completa, aunque todavía muy reducida, ya que tan solo de óleos, gouaches y bocetos, de estos últimos cuatro mil, ha pintado probablemente más de siete mil obras por la estimación que con bastante exactitud se puede hacer...; en cuanto a los más variados objetos: maderas, vidrios, papeles, etc., nunca podremos saber ni aproximadamente su cantidad exacta, que posiblemente viendo su obra principal habrá sido enorme, y que en su inmensa mayoría está en paradero desconocido, o más bien desgraciadamente destruida.

Estas páginas recopilan la mayor parte de aquellas obras que han aparecido desde el año 2003, año de fallecimiento de Aurelio Suárez, hasta el presente, bien con motivo de exposiciones, publicaciones, prensa u otros eventos sobre el pintor que han tenido lugar durante estos años. Por otra parte, varios textos de Antonio Alonso de la Torre García, Javier Barón Thaidigsmann, Juan Carlos Gea Martín y Alfonso Palacio Álvarez complementan los diversos grupos en que se ha divido la web, y ciento cuarenta y nueve de ellos apoyan otras tantas obras para su entendimiento. El acceso y visualización de libros, artículos de prensa, etc., nos permite, a través de comentarios de varios autores, conocer sus opiniones y criterios sobre la obra y el mundo aureliano. Los resúmenes de exposiciones, bibliografía, biblioteca aureliana, prensa, etc., complementan el conjunto que aquí se presenta, para así documentar esta especie de Aureliada digital.

A través de esta web, podremos contrastar la capacidad técnica e inventiva de Aurelio Suárez y la inagotable variedad temática e iconográfica que es ese gran conjunto que forma el personalísimo y singular Aurelianismo, independientemente de otros criterios y clasificaciones que se le quieran aplicar y de lo mucho que aún queda por ver y analizar, pero que por su tamaño, y también por otra parte como ha escrito en un artículo en el 2003 su amigo y periodista Bastián Faro, ‹‹Profundizar en la psicología de este pintor único y excepcional es asunto mucho menos fácil››, lo hacen difícil de sintetizar.

Por último, es nuestro deseo que estas páginas, que poco a poco esperamos vayan aumentando su contenido, sirvan al menos, para que en cualquier rincón de este planeta donde accedan a ellas, aficionados y coleccionistas de Aurelio Suárez o bien quienes por primera vez se acerquen al mundo aureliano, disfruten de su variado, singular e inmenso legado o quizá como ha escrito en un artículo Lisardo A. Paul, ya en 1931, cuando se refería a un futuro próximo de Aurelio Suárez y su obra con ‹‹...será hora de darnos cuenta de todo lo que valen su independencia y su personalidad››...

 

Gijón, enero de 2017