PIEDRAS

Aurelio Suárez tenía la costumbre de dar largos paseos por las playas gijonesas, de cuyos pedreros rescataba, entre otras cosas, aquellos cantos que por su textura o forma le resultaran más atractivos. Sobre ellos luego intervenía desde el punto de vista artístico, bien fuera mediante la técnica de la talla o bien fuera mediante la incorporación de una decoración pictórica, tal y como sucede con las piedras reunidas en la presente muestra.

Ahora bien, la presencia de estos cantos no es exclusiva de este ámbito objetual o escultórico. Son muchos los bocetos, gouaches y óleos en los que pueden encontrarse referencias a este mundo de lo geológico y lo telúrico tan querido por el creador gijonés. Es más, en muchas ocasiones son precisamente estas piedras las únicas protagonistas de una serie de obras en las que Aurelio Suárez alcanza las máximas cotas de silencio, cierta dimensión metafísica y esa tendencia a la suspensión del espacio y del tiempo que tantas veces han sido asociadas a sus pinturas por parte de la crítica. En ellas, la carga onírica, general a su trabajo, alcanza una particular hondura.

En el caso concreto de la actual presentación, las piedras reunidas se presentan en la plenitud de su corporeidad física. Dos de ellas, realizadas en la década de 1960, aparecen trabajadas mediante la talla de una serie de escuetos puntos y líneas con los que se conforman sintéticas y esquemáticas caras de ascendencia primitivista. Otras dos, en cambio, van decoradas con una serie de motivos pictóricos, muchos de ellos a mitad de camino entre lo abstracto y lo figurativo, separados unos de otros por gruesas líneas negras y perfectamente adaptados a la superficie irregular del soporte pétreo sobre el que se asientan. En esos motivos se observan, por un lado, las huellas del propio imaginario del artista y, por otro, lo que podrían ser determinados guiños al arte prehistórico.

 

ALFONSO PALACIO

(Sin título), fecha desconocida

(c. 1960). Piedra -con incisiones, color y cera-

y goma de neumático.

Alto 12 x largo 22 cm

(Sin título), fecha desconocida

(c. 1960). Piedra -con

incisiones, color y cera- y

goma de neumático.

Alto 10,5 x largo 22 cm

(Sin título), fecha desconocida (posterior a 1960).

Piedra, óleo y cera.

7,8 x 5,5 x 7,2 cm

(Sin título), fecha desconocida

(posterior a 1960).

Piedra, óleo y cera.

1,9 x 12,4 x 6,4 cm

Exposiciones:

2010. Aurelio Suárez. Chatarraurelio. Centro de Escultura de Candás. Museo Antón.
Patrocinada por el Gobierno del Principado de Asturias.

2013. Aurelio Suárez. El mar, la mar y el Aurelianismo. Centro de Escultura de Candás. Museo Antón.

 

  Bibliografía:

VV. AA.: Aurelio Suárez. Esto es... Láminas. Gijón, (Gonzalo J. Suárez Pomeda), 2009.
Patrocinado por el Gobierno del Principado de Asturias.

VV. AA.: Aurelio Suárez. Chatarraurelio. 40 Postales. Gijón, (Gonzalo J. Suárez Pomeda), 2010.
Patrocinado por el Gobierno del Principado de Asturias.

VV. AA.: Aurelio Suárez. Chatarraurelio. Gijón, (Gonzalo J. Suárez Pomeda), 2010.
Patrocinado por el Gobierno del Principado de Asturias.

VV. AA.: Aurelio Suárez. El mar, la mar y el Aurelianismo.
Candás, (Centro de Escultura de Candás. Museo Antón), 2013.

VV. AA.: Aurelio Suárez. Aureliopedia. Gijón, (Gonzalo J. Suárez Pomeda), 2014.

La Nueva España: 13.9.2008 y 4.12.2011.

El Comercio: 13.3.2010.